VIRGEN DOLOROSA ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS URGENTES

Bienaventurada Virgen Santísima de los Dolores,
cuya alma atravesó la espada de dolor
en la hora de la Pasión de nuestro Señor,
Tú que por tus dolores recibes gran honor en el Cielo.

y triunfas allí como reina gloriosa de los mártires,
no te olvides de tus hijos en la tierra
cuando estés en la presencia de la Trinidad Santa

Oh soberana Virgen Madre,
Tú que acompañaste a tu Hijo en sus padecimientos
y viviste junto a El sus crueles torturas e injusta muerte,

Tú que derramaste lagrimas dolorosas por su sangre vertida,
ruega sin cesar por nosotros, que somos pecadores.

Virgen Dolorosísima ante tu bendita Imagen
llego con mis grandes preocupaciones e intranquilidades,
llego humilde y lleno de confianza
suplicando alivio y consuelo en mis agobios.

Piadosísima Madre y Señora nuestra,
mediadora perenne de tus hijos ante el Creador,
Tú que eres la madre que siempre esta atenta
en nuestros problemas y necesidades temporales,
haz que todo sea mas fácil en nuestra vida.

Tú que eres extremadamente amable y compasiva,
y derramas generosidad con cada uno de nosotros,

te pido que abogues por mis necesidades y carencias
y me obtengas la ayuda que preciso con urgencia
para satisfacer mis apremiantes obligaciones
que no me dejan llevar una vida normal.

En tus manos pongo mis esperanzas y anhelos,
a ti encomiendo mis aflicciones,
a ti elevo mis suplicas pidiendo auxilio y ayuda
para poder solventar mis presentes dificultades financieras:

Virgen de los Dolores,
pues sé que nos libras de todos los males y desgracias
y llevas hasta el Corazón de tu Hijo nuestras plegarias.

Madre y Señora nuestra,
Tú que por nuestra redención
y por cumplir la voluntad del Padre

compartiste con tu Hijo amado
los dolores y sufrimientos de su Pasión,
concédenos un corazón lleno de fortaleza como el tuyo,

enséñanos a saber participar de la Cruz
con tu misma generosidad y entrega,

enséñanos a cumplir con fidelidad nuestros deberes
y ruega por nosotros para que el Señor Resucitado
viva y reine por siempre en nuestras almas.

Por el mismo Cristo, nuestro hermano y Señor.
Así sea.

Rezar la Salve, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 

(hacer la petición con gran fe y confianza).

Comments

comments

Compartir