Te compartimos esta poderosa oración de sanación

A través de la oración de sanación entregamos a Dios nuestras aflicciones, preocupaciones, miedos, angustias, confusiones, nuestras amarguras y vacíos.

Es una forma de comunicarse con Dios, en intimidad y mayor profundidad con Él, poniendo a sus pies todos nuestros anhelos, deseos, esperanzas, frustraciones, estados de ánimos y situaciones dolorosas por las que atravesamos, para que actúe en nuestra vida y nos alcance la sanción espiritual, física o mental, si es su voluntad.

A continuación les compartimos una oración para rezar especialmente en momentos de tentación y de duda:

Creo, Señor, que puedes sanarme,

pero me tiembla el pulso mientras espero tu sanación.

La tentación de dudar hace tambalear mi ser y acrecienta mis dudas,

pero a pesar de no ser digno de que vengas a mí,

quiero seguir creyendo que lo haces y me salvas.

Aumenta mi fe Señor y fortalece mi espíritu.

Lléname de esperanza de salvación,

pues solo en vos podemos encontrar el médico

que sana eternamente a todas las almas.

Dame perseverancia, constancia y confianza

en permanecer en tu presencia esforzándome en vivir

para servir y no para servirme o ser servido.

Confío en tu Gracia Señor y permanezco esperándote

a pesar de mis indecisiones, debilidades o fracasos.

Sé que solo en ti puedo encontrar la curación que busco,

la del cuerpo y la del alma, y en tus manos me pongo.

También, de la mano de tu Iglesia, camino junto a ella,

porque en ella encuentro la fuerza de intercesión

que me da el vivir amándonos como Tú nos has enseñado.

Señor, aumenta mi fe para que fortalecido en ella

pueda pedir tu salvación con la certeza

de que vos podéis salvarme.

Amén.

Comments

comments

Compartir