Suspenden a sacerdote en Chile (No creerás por qué)

El sacerdote Carlos Morales Grandón, acusado de abusos sexuales, fue suspendido por el Obispado de Valparaíso, Chile, después de que una investigación previa concluyera que dichas acusaciones son “verosímiles”.

El obispado en un comunicado señaló que “todos los antecedentes de esta investigación se enviaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, ya que uno de los dos casos estudiados involucraba a un menor de edad”.

Además se informó que el sacerdote continuará sin realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal “recordando el principio de inocencia hasta la sentencia definitiva”.

“Nos unimos en oración, acompañando a quienes han sido víctimas y renovamos nuestro compromiso cristiano de fortalecer comunidades sanas y seguras según nos enseña el Evangelio”, concluye el comunicado.

En 2011, Morales ya había sido sometido a una investigación canónica por la Provincia Chilena de la Orden de la Merced, por un hecho ocurrido en 1976, cuando el presbítero era religioso mercedario.

Después de ser presentado ante la Congregación para la Doctrina de la Fe, el juicio y decreto definitivo lo realizó el Obispado de Valparaíso el 12 de agosto de 2012, a esa fecha el sacerdote estaba incardinado a esta circunscripción eclesiástica.

La sentencia dictaminó que “si bien (los hechos) son graves, no configuran el delito sexual de menores”. Fue suspendido del ejercicio del ministerio por cinco años desde el 12 de agosto del 2012.

La Conferencia Episcopal de Chile, en su declaración de decisiones y compromisos, resolvió dar a conocer públicamente toda la investigación previa que se realice cuando se exista algún presunto caso de abuso sexual contra menores de edad en alguna diócesis.

El Episcopado pidió a los superiores de las congregaciones religiosas proceder de la misma manera.

Compartir