Sacerdote anciano apuñalado en Misa

El P. Claude Grou, rector del Oratorio de San José en Montreal (Canadá), fue dado de alta del hospital y aseguró estar “ansioso” por volver a retomar su ministerio después de que un hombre lo apuñalara mientras celebraba una Misa el viernes 22 de marzo.

Celine Barbeau, una portavoz del oratorio, dijo que el sacerdote de 77 años tomará unos días de descanso a regañadientes. “Aunque necesita algunos días, está en un muy buen estado de ánimo. Y en realidad está ansioso por volver al trabajo. Tenemos que detenerlo”, dijo Barbeau.

El sacerdote dijo en un comunicado que las palabras de apoyo que recibió le “calientan el corazón” y le “permiten contemplar estos momentos difíciles de manera pacífica”. Asimismo, aseguró estar bien de salud y que aún procesa el ataque del viernes, informó CBC News.

El P. Grou estaba parado detrás del altar para la Misa diaria de las 8:30 a.m. ante unos 60 feligreses cuando un hombre vestido con ropa oscura y con una gorra de béisbol blanca lo apresó y apuñaló.

Inmediatamente el equipo de seguridad de la iglesia detuvo al atacante. El incidente fue transmitido en vivo en una cadena de televisión católica.

Las autoridades detuvieron al sospechoso de 26 años que, según dicen, es conocido por la policía.

El sacerdote fue llevado en ambulancia, y como indicó la policía de Montreal, sufrió “laceraciones” en la parte superior del cuerpo.

El ataque generó varios comentarios de apoyo.

“Padre Claude Grou, los canadienses están pensando en usted y le desean una pronta recuperación”, dijo el primer ministro Justin Trudeau en Twitter el mismo día del ataque.

“Todos estamos impactados por este acto de violencia que ha tenido lugar en nuestra ciudad, en un espacio dedicado a la paz”, dijo en un comunicado el Arzobispo de Montreal, Mons. Christian Lepine.

Finalmente, el Prelado lamentó que lugares de culto de muchas religiones sean blanco de actos de violencia, y pidió continuar “en el camino de la paz y el amor, creyendo que la buena vencerá la maldad a través de la oración y las buenas obras”.

El Oratorio de San José en Montreal es el santuario más grande dedicado a San José en el mundo, con aproximadamente dos millones de visitantes anuales. Su cúpula es visible desde todo Montreal.

La portavoz dijo que el edificio continuará abierto al público con excepción del área alrededor de la cripta dentro del oratorio que la policía ha cerrado para realizar las investigaciones.

Compartir