¿Sabes cómo se reza el Ángelus? (Te asombrará)

Prácticamente todos los domingos tenemos la oportunidad de rezar la hermosa oración del Ángelus junto al papa desde la Plaza San Pedro que llega a nuestros hogares a través de las teletransmisiones en directo.

Esta tradición comenzó con Pío XII, pero en realidad tiene un origen más antiguo, todo parece indicar que comenzó en Francia con el rey Luis XI, en la mañana, al mediodía y al atardecer, había un toque de campana que interrumpía el trabajo de los católicos para unirse en oración con un canto a María.

El Ángelus nos recuerda la Encarnación y Anunciación, cuando el ángel Gabriel le anunció a la Virgen María que iba a ser la madre del Salvador.

El papa la recita este himno en latín, idioma oficial del Vaticano, pro nosotros podemos rezarlo en nuestro idioma.

Y se reza así:

El Ángel del Señor anunció a María.

Y concibió por obra del Espíritu Santo.

(Avemaría)

He aquí la esclava del Señor.

Hágase en mí según tu palabra.

(Avemaría)

Y el Verbo se hizo carne.

Y habitó entre nosotros.

(Avemaría)

Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.

Oremos:

Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…(tres veces)

El Ángelus se reza prácticamente todo el año, excepto en el tiempo Pascual hasta la fiesta de Pentecostés y es sustituido por el “Regina Coeli” todos los cristianos rezando este himno nos alegramos y felicitamos a María por la resurrección de su Hijo Jesucristo.

Reina del cielo, alégrate.

Aleluya.

Porque el Señor, a quien mereciste llevar.

Aleluya.

Ha resucitado, como lo había dicho.

Aleluya.

Ruega al Señor por nosotros.

Aleluya.

Goza y alégrate, Virgen María. Aleluya.

Porque verdaderamente ha resucitado el Señor. Aleluya.

Oremos:

Oh Dios, que por la Resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, la Virgen María, llegar a alcanzar los gozos eternos. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Date cinco minutos y canta a María, madre de Nuestro Señor Jesucristo.

Comments

comments

Compartir