¿Por qué los demonios no dejaban dormir al Santo Cura de Ars?

Se cuenta por partes de historias, que el Santo Cura de Ars sufrió constantes ataques sobrenaturales del demonio que no lo dejaban dormir. Esto fue por más de 20 años hasta que el patrono de sacerdotes y párrocos recibió un especial don.

Corazones.org, una web explica la vida de santos de las Siervas d ellos Corazones Traspasados de Jesús y María, el famoso presbítero sufrió el “asedio” demoníaco, una de las formas que usa el enemigo para poder “aterrorizar por medio de apariciones horribles o por medio de ruidos”.

Todo comienza en el invierno de 1824 por parte de horribles sonidos y gritos donde vivía el Cura de Ars, por lo que pidió a un señor que lo acompañara. El hombre se espanta con lo que escucha al pasar la media noche y nunca más se volvió a quedar.

En otra ocasión, el sacerdote estaba por celebrar la Santa Misa cuando le avisaron que su cama se incendiaba, por lo que, al darse cuenta que la intención del maligno era que no presidiera la Eucaristía, dio sus llaves para que apagaran el fuego y exclamó: “El villano, al no poder atrapar al pájaro le prende fuego a su jaula”.

Las Siervas de los Corazones Traspasados señalan que incluso hasta hoy se puede ver sobre la cabecera de la cama las marcas del incendio.

Además de estas manifestaciones, se dice que el demonio por las noches hacía ruidos de cristal, de caballo, de perro, de tambor, silbidos y cantos agudos por varias horas. E incluso le gritaba: “Vianney, Vianney, come papas”.

Para las religiosas, la intención del maligno era “no dejar dormir al Santo” y cansarlo para que no confesara al día siguiente a los miles que acudían a él para estar en gracia de Dios.

No obstante, para 1845 estos ataques acabaron ya que Dios le concedió al patrono de los párrocos el don de expulsar demonios.

 

 

Nota original: ¿Por qué el demonio no dejaba dormir al Santo Cura de Ars? (aciprensa.com)