Oración a San Isidro Labrador para las causas imposibles

Glorioso San Isidro, santo llano del pueblo, tu vida fue un ejemplo de humildad y sencillez de recogimiento y oración, de trabajo y compasión de abnegada entrega, servicio y confianza en el Señor.

Devoto san Isidro, santo patrón mío, tú que fuiste caritativo y bondadoso con los demás, mira necesidades, nuestros agobios y penas y concédenos tu poderosa y milagrosa ayuda… Santo amable y dotado de virtud, tú que recibiste inmensos dones y gracias de Dios que obraste numerosos prodigios y un sinfín de milagros, haz que mis ruegos lleguen al Señor.

 

San Isidro Labrador, ejemplo de esposo y padre, de trabajador, amigo y buen vecino, que con tus manos labraste la dura tierra sin dejar de orar y servir al Supremo Señor, que entregabas todo lo que tenias a los menesterosos, a los niños, a los desvalidos, y a todo aquel que sufría hambre de pan y alma: Socórrenos en estos momentos duros y difíciles.

San Isidro piadoso tú que tuviste profundo amor a la Eucaristía y amorosa devoción a la Virgen María, intercede por nosotros ante el Dios Creador y pídele nos ayude con su infinita misericordia, que vuelva sus ojos hacia nosotros y nos alcance las gracias y auxilios que este momento desesperadamente precisamos:

(Pedir con mucha esperanza lo que se desea conseguir).

San Isidro bendito y bienaventurado, devuélvenos la paz y la tranquilidad, danos consuelo y solución en estos tristes momentos, concédenos tu protección ante todo mal y ayúdanos a entregarnos, como tú lo hiciste al servicio de Dios y del prójimo con sincera y generosa actitud, para que podamos alcanzar el camino de la verdadera vida y así gozar contigo un día de los Bienes Eternos. Amen.

Compartir