Oración para los domingos PODEROSA

Por Santa Virgen María

Nos persignamos: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Dios, Padre Omnipotente: en tus manos están puestas todas las cosas. ¿Si quieres salvar a tu pueblo nadie puede resistir a Tu Majestad?

Señor Dios de nuestros padres: ten misericordia de tu pueblo porque los enemigos del alma quieren perdernos y las dificultades que se nos presentan son muy grandes.

Tu has dicho: “Pidan y se les dará. El que pide recibe. Todo lo que pidan al Padre en mi nombre se los concederá. Pero pidan con fe”.

Escucha entonces Señor nuestras oraciones…

Perdona nuestros pecados. Aleja de nosotros los castigos que merecemos y haz que nuestro llanto se convierta en alegría, para que viviendo alabemos tu Santo Nombre y continuemos alabándolo eternamente en el cielo.

Amén.