Un joven de 23 años con una enfermedad terminal es ordenado sacerdote

Un joven colombiano ha sido ordenado diácono y el jueves sacerdote, antes de terminar sus estudios por las condiciones que implican su enfermedad terminal

Diego Omar Peña Navía tiene tan solo 23 años. Es un joven colombiano que recibió la triste noticia de que padecía una enfermedad terminal. Pero a pesar de ello, esta semana ha sido ordenado sacerdote.

Situaciones extraordinarias requieren medidas extraordinarias. Por eso, al conocer la delicada situación de Diego Omar, el obispo de la diócesis de Garzón, en Colombia, solicitó permiso a la Santa Sede para ordenar a este joven antes de que concluya sus estudios.

Diego Omar sintió la vocación cuando tenía 16 años. Era un chico normal: salía a bailar, tenía amigas, jugaba al fútbol… Eso sí, la Iglesia no la frecuentaba. Cuando fue diagnosticado de un cáncer de nasofaringe, decidió volver a la parroquia a la que solía ir cuando era más pequeño en busca de esperanza.

La vocación

Allí, durante una misa, algo cambió. Diego Omar sintió que había sido sanado, y nació en él la vocación sacerdotal. Decidió entregarse al Señor y seguir los pasos de su hermano, que también es sacerdote.

Durante 4 años, Diego Omar asistió con gran aprovechamiento a las clases del Seminario Conciliar María Inmaculada de la diócesis de Garzón, uno de los más afamados de Colombia.

Pero este curso, el cáncer lo atacó de nuevo. Lo hizo con tal virulencia que tuvo que repartir su tiempo entre los estudios, los viajes a Bogotá, las consultas con decenas de especialistas, los exámenes extenuantes y un diagnóstico terrible: la enfermedad había avanzado y debía prepararse para lo peor.

La enfermedad

Para Diego Omar, su enfermedad es lo mejor que le ha pasado en la vida. Lo dice sin dramatismos. No es porque le haya llamado a ser cura, algo que le alegra mucho, sino porque gracias al cáncer, ha redescubierto el amor de Jesucristo.

Todos los fieles de la diócesis de Garzón han sido convocados por el obispo para arropar a Diego Omar en estas dos celebraciones, la de hoy día miércoles 21 de agosto y la de mañana. Y es que, como recuerda monseñor Fabio Duque Jaramillo, no se es presbítero sólo para esta vida, sino también para toda la eternidad.

Natxo de Gamón/Religión Cope

Compartir