Estos santos nos enseñan dónde encontrar la verdadera alegría

Según la Real Academia Española, la alegría es: un sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores; sin embargo para nosotros los fieles la alegría tiene su fundamento en Dios.

Los santos son personas con el corazón lleno de alegría y algunos de ellos nos dicen cómo encontrarla la verdadera alegría:

Madre Teresa de Calcuta

“Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar. Amarnos los unos a los otros. Amar hasta el dolor”

“La alegría es oración, la señal de nuestra generosidad, de nuestro desprendimiento y de nuestra unión interior con Dios”

Santa Teresita del Niño Jesús

“Mi alegría es ser pequeña, permanecer pequeña, así, si alguna vez en el camino caigo, me levanto enseguida, y mi Jesús me toma de la mano”

“Mi alegría es cumplir siempre la santa voluntad de mi Jesús, mi único y solo amor. Así, vivo sin miedo, amo el día y la noche por igual”

“Jesús, no quiero probar ninguna alegría fuera de ti”

San Pío de Pietrelcina

“Camina con alegría y con un corazón lo más sincero y abierto que puedas; y cuando no puedas mantener esta santa alegría, al menos no pierdas nunca el valor y la confianza en Dios”

“Vivan en santa alegría”

San Francisco de Asís

“El diablo se alegra, sobre todo, cuando logra arrebatar la alegría del corazón del servidor de Dios. Llena de polvo las rendijas más pequeñas de la conciencia que puedan ensuciar el candor del espíritu y la pureza de la vida. Pero cuando la alegría espiritual llena los corazones, la serpiente derrama en vano su veneno mortal”

San Juan Bosco

“Muéstrate siempre alegre, pero que tu sonrisa sea sincera”

“El demonio no puede resistir a la gente alegre”

“Mientras conserves la alegría, te alejarás del pecado”

San Alberto Hurtado

“La alegría y el dolor es siempre la visita de Dios.”

Santo Tomás Moro

“La claridad de mi conciencia hizo que mi corazón brincara de alegría”

“Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.”

Y tú, ¿Dónde buscas la alegría?