Encomienda a tu papá al cuidado de Dios con esta oración

Encomienda a tu papá al cuidado de Dios con esta oración

¡Padre! ¡Padre nuestro que estás en los cielos, y por tantos nombres mereciste el título de Padre! No olvides a quien tiene Tus veces para conmigo y es viva imagen de tu divinidad en la tierra.

Vuelve tus ojos paternales a quien diste el nombre y las entrañas de padre para conmigo. ¡Solo Tú sabes los muchos desvelos y trabajos que sufrió por mí! 

A Él después de Ti debo, en parte, cuanto soy y cuanto tengo. Haz pues que yo le tribute aquel amor, respeto, obediencia y socorro que le son debidos y que Tú tributaste a san José, hombre santísimo pero infinitamente inferior a Ti. 

Conserva por mucho tiempo la salud y vida de mi querido padre, derramado sobre él toda suerte de bendiciones temporales y preservándolo de la mayor de todas las desgracias: la de caer en pecado mortal.

No lo permitas dulce Jesús mío; no permitas tampoco que se oponga a los designios amorosos que Tú tienes sobre mí. Mas bien, haz que conformando su voluntad con la tuya me ayude a conocer y seguir mi vocación, y alcanzar así la eterna salvación, para alabarte en su compañía y glorificarte eternamente.

Amén.