Dios nos llena el corazón de alegría y amor

Llenos del amor de Dios podemos sobrellevar bien el dolor, disipar el temor, perdonar libremente, evitar la contención, renovar la fortaleza y bendecir y ayudar a los demás.

El amor nos lleva a una sentida valoración de cada ser humano, reconociendo su derecho a la felicidad. Amo a esa persona, la miro con la mirada de Dios Padre, que nos regala todo “para que lo disfrutemos”

Oración:

Cada nuevo día trae consigo nuevos desafíos y retos que nos ayudarán a ser mejores para Dios. Te invito a dejar a un lado la duda y la incredulidad.

Comienza a creer verdaderamente en Dios y que toda ayuda proviene de Él. ¡DIOS ES TU AUXILIO! Él pondrá en tu corazón la fuerza y el deseo de salir de eso que piensas que no tiene solución.

Dios quiere llenarlo todo en tu vida, todo el espacio y todo el tiempo, porque Dios quiere llenarte el corazón de alegría. Permite que Él pueda obrar en ti a su manera.

Pronuncia ahora como mucha fe:

“Señor, dame la fe, la esperanza y la caridad para vivir el estilo de vida que me propones”.

Alégrate y sonríe porque Dios te ama y te escucha, Él es tu amigo incondicional y te acompañará en todas las decisiones que tomes ¡Ánimo!

Amén.