Dios nos ha creado para cosas grandes

No solamente hay desesperanza, también la vivimos y la sentimos a diario, el mundo se ha vuelto hostil y muchas personas ya no tenemos como curar las heridas, pero debemos ser capaces de creer.

Vamos por el mundo plantando semillas de fe y esperanza, a pesar de que muchas veces creemos que no lo hacemos. Todos aquellos buenos consejos y acciones generosas son nuestras semillas de esta vida. Olvidemos los fracasos pasados y comencemos a vivir solo por la fe, la esperanza y el amor.

Reflexión

Dios te quiere feliz, optimista, lleno de esperanza y con gran perseverancia. No te desanimes creyendo que los problemas son más grandes que tus capacidades.

El Dios de la vida te ha dado grandes talentos que aún estás por descubrir. No te amilanes, Dios llenará de fuerza a tu corazón.

La desesperanza te dice: no luches, las derrotas pasadas te dicen: no lo intentes; pero DIOS te dice: “NO TE RINDAS .Yo te he creado para grandes cosas”.

“Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas” (Isaías 40,31)

Ánimo. Mantén viva la llama de la fe que te invita a pensar que va ese milagro va a suceder.

No hay dificultad que Dios no pueda transformar en bendición. Ante la prueba no veas tu fragilidad, sino la grandeza de Dios, las maravillas que Él puede hacer en ti. ¡Ánimo!

Amén

Comments

comments

Compartir