Conoce la labor de este sacerdote (Te asombrará)

Conoce la labor de este sacerdote (Te asombrará)

El misionero claretiano español, P. José María Vegas vive en San Petersburgo desde hace 21 años, es jefe de estudios del único seminario católico que hay en Rusia, desde hace ocho años es el único exorcista católico que existe en toda Rusia.

Fue entrevistados por el programa “Madrileños por el mundo” de la televisión española Telemadrid. En este programa un reportero encuentra a personas de Madrid que viven en todos los rincones del mundo, estos cuentan por qué dejaron España y a que se dedican en ese país.

El sacerdote explicó que daba clases en el seminario que los Claretianos tienen en Colmenar Viejo, en Madrid y se ofreció como voluntario para ir a la misión donde fuera necesario.

Explicó “Me apunté a una aventura sin saber dónde venía. Venía a Rusia a lo que fuera. Mi congregación pidió voluntarios y yo dije que estaba dispuesto. Al día siguiente mi provincial me llamó para decirme que preparara la maleta”.

A pesar de que estaba previsto que permaneciera en Rusia solo tres años, lleva más de dos décadas en el país.

Durante la entrevista contó que decidió ser sacerdote con 18 años “me vino el pensamiento de dedicarme a Dios y a los demás, y fue como una inspiración”.

Sobre su trabajo como exorcista explicó que “un día el Obispo me llamó y me dijo que había pensado que fuera el exorcista diocesano. Me quedé sin palabras”.

El padre explicó que durante los exorcismos agarra la cruz y la estola y reza un ritual “que es muy sencillo”.

El sacerdote precisó “hay dos oraciones: una dirigida a Dios pidiendo la liberación de esa persona y otra dirigida al diablo donde se le manda que salga de él”, “esa parte siempre la hago en ruso”.

Contó que “He tenido cuatro casos de posesión. Un caso fue en Moscú, una mujer que había estado durante muchos años vinculada a la adivinación con cartas tarot y su marido a temas de astrología y magia. Cuando se convirtieron al catolicismo, ella empezó a tener problemas porque no podía entrar en la iglesia, le entraban arrebatos de odio contra los iconos, y en los exorcismos había reacciones bastante fuertes”.

Relató que ha tenido ocasiones en las que durante los exorcismos “la persona no sabía ruso y me contestaba en ruso o en latín. Eso es así porque no es ella la que habla sino el ‘bicho’ que tiene dentro”.

Recordó el caso de una mujer que acudió en numerosas ocasiones a curanderos y brujos porque quería quedar embarazada.

“Ahora esta mujer está bastante bien, pero durante una oración ella repetía mucho ‘señor mío, señor mío’. Yo le pregunté mentalmente en español, sin decir una palabra: ¿quién es tu señor? Ella abrió los ojos y me dijo en español, ‘Me ha dicho que mi señor es satanás’. Ella me contesta a una pregunta que no ha oído, y en español. Son cosas que no puedes explicar de manera racional”, subrayó.

“Yo era muy escéptico porque hemos recibido una educación muy racionalista, pero practicando me he convencido. Y estas cosas las creo totalmente, lo que pasa es que hay q discernir, porque también hay personas que no están bien y les digo que vayan al psiquiatra”, concluyó.