Conoce la historia de Luiz Martins de Souza Dantas (Un héroe olvidado)

Luiz Martins de Souza Dantas, embajador de Brasil en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, arriesgó su carrera para salvar a perseguidos por el nazismo, convencido de que “Quien salva una vida, salva al universo entero”

Libró de la muerte a unas 800 personas, entre ellas 475 judíos, uno de ellos fue, Felix Rohatyn, quien salvó en 1975 a Nueva York de la bancarrota.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg, anunciaron la realización de un monumento a Luis Martins, además de que se realizara un documental titulado “Querido embajador”, dirigido por el director cinematográfico brasileño Luis Fernando Goulart.

El documental será presentado próximamente, ofrece entre otras una entrevista con Rohatyn, quien en mayo cumplirá 90 años; quien es un banquero de inversión, logró algo que pocos creían posible en 1975: logró la mediación entre la ciudad de Nueva York, sumergida en una deuda y sus acreedores, evitando una trágica bancarrota para miles de personas.

Después Rohatyn fue nombrado embajador de Estados Unidos en Francia, cerrando así un curioso círculo virtuoso. Pues quien le salvó su vida, Souza Dantas, era embajador de Brasil en Francia desde 1922.

Héroe olvidado

Las leyes brasileñas de aquellos años prohibían el ingreso de inmigrantes judíos a su territorio. Sin embargo la creatividad del embajador Souza Dantas, le permitió valerse de una interpretación muy amplia de un permiso limitado para justificar y otorgar visados a centenares de judíos y refugiados, dándoles la libertad que tanto añoraban.

Otro de los personajes salvado por Souza Dantas y que ha tenido una gran influencia en la historia del siglo XX de los Estados Unidos, es el coleccionista y mercante de arte, Leo Castelli.

Su obra le acarreó un proceso administrativo en su contra, abierto personalmente por el mismo Getúlio Vargas, presidente de Brasil. Souza Dantas se libró a la condena, pues aún no terminaban el proceso, cuando la Alemania nazi y Brasil rompieron relaciones diplomáticas. Entonces el presidente Getúlio decidió olvidar el caso.

Después de terminada la guerra, Luiz Martins de Souza Dantas, regresó a París, donde murió en el olvido el 14 de abril de 1954.

Comments

comments

Compartir