Benedicto XVI responde a quienes criticaron su ensayo La Iglesia y los abusos sexuales

Las críticas han confirmado la tesis central del mismo, que es la apostasía y el alejamiento de la fe lo que se ubica en el corazón de la crisis, al ni siquiera mencionar a Dios en la crítica a su ensayo

 

El Papa emérito ha vuelto a romper su silencio y lo ha hecho para responder a las críticas vertidas contra su ensayo La Iglesia y los abusos sexuales publicadas por la revista alemana Herder Korrespondenz.

Benedicto XVI ha enviado una breve alocución a dicha revista, recogida por el Grupo ACI, en la que alerta de un «déficit general» en las reacciones a su ensayo, subrayando que ninguna va al fondo de la cuestión.

Al contrario, han confirmado la tesis central del mismo, que es la apostasía y el alejamiento de la fe lo que se ubica en el corazón de la crisis, al ni siquiera mencionar a Dios en la crítica a su ensayo.

La respuesta de Ratzinger va especialmente dirigida contra un profesor alemán de historia, que escribió un artículo de cuatro páginas también en el Herder Korrespondenz en el que «la palabra Dios no aparece ni una vez», asegura el Papa emérito.

Al final, este tipo de críticas solo sirven para demostrar «la gravedad de la situación», advierte Benedicto XVI –según ACI–, «en la que la palabra Dios a menudo parece estar al margen, incluso en teología».

La Iglesia y los abusos sexuales

El artículo original que suscitó las críticas fue publicado por el Papa emérito a principios de abril en la revista mensual Klerusblatt y se titulaba La Iglesia y los abusos sexuales.

En él, Ratzinger ofrece su lectura acerca de la crisis de los abusos sexuales con un artículo –del que informó previamente al Papa Francisco– en el que defiende la actuación en esta materia de Juan Pablo II y apunta como causa a la llamada Revolución del 68 y a la infiltración del relativismo moral en la Iglesia.

Alfa y Omega

Compartir