Así era la casa de la virgen María (Te impactará)

Encima de la Montaña de Bulbules, se encuentra la Casa de la Virgen María. Está 9 km antes de la antigua ciudad de Éfeso. Es conocida como el lugar donde la Virgen María vivió sus últimos dís. Estaba acompañada de San Juan, quien logró mantenerse en el lugar por varios años mientras la Cristiandad se difundía.

 

Se cree que María de hecho escogió este sitio en lugar de quedarse en uno abarrotado. La estructura de la casa fue influenciada por la Arquitectura Romana y hecha enteramente de piedras. En el siglo 4 D.C., la casa de María fue combinada con una iglesia y su ataúd. La casa original, que es una infraestructura de dos pisos, consiste de una antesala, una capilla, una habitación y otro cuarto con una chimenea. La parte frontal de la cocina fue destruida y puesta en restauración durante los 1940. Las únicas partes de la casa que está abierta a visitantes son la parte central y un cuarto que se encuentra al lado derecho del altar.

 

La Historia Moderna de la Casa de la Virgen María

La Casa de la Virgen María fue inusualmente descubierta por La Hermana Anne Catherine Emmerich, una monja alemana en el año 1812. La Hermana Emmerick despertó un día, con visiones y estigmas que de hecho incluían a San Juan y la Virgen María viajando desde Jerusalén hasta la tierra de Éfeso. Fue capaz de describirla con detalles y Brentano fue el escritor capaz de documentar estos detalles. La describió como una casa rectangular hecha de piedras construida por Juan para María. La casa tenía una chimenea así como un ábside y una pared alrededor. La habitación de María estába ubicada al lado del ábside de forma que tiene un manantial corriendo hacia él.

 

La Hermana Emmerich dijo que a la edad de 64 años, la Virgen María murió. Entonces, fue enterrada en una cueva ubicada cerca de su casa. Poco después, el ataúd de María fue abierto pero tanto el velo de sepelio como el ataúd fueron encontrados vacíos. Fue convertida en una capilla. Años después, Gouyet, un clérigo Francés leyó las escrituras de Brentano y buscó la Casa de la Virgen. Logró encontrar una que encajaba con las descripciones de la Hermana Emmerich. Envió entonces mensajes a los obispos de París y Roma pero no hubo mucha respuesta.

Dos oficiales Católicos y sacerdotes Lazaristas fueron a Éfeso el 29 de Julio, 1891 para poder ver la casa de María. Una pequeña capilla fue encontrada con una deformada estatua de la Virgen María. Fueron de regreso a Esmirna con sus hallazgos, y más especialistas y sacerdotes fueron enviados al lugar de la casa. El sitio se ha desde entonces convertido en un Lugar para Peregrinaje Católico desde el año 1892. Para el año 1897, fue restaurada y se construyó un albergue para los visitantes.

Comments

comments

Compartir