10 señales de que tu matrimonio está en serios problemas

Durante la mayoría de mi vida he conocido autos viejos con muchos kilómetros recorridos. Creo que siempre ha sido más fácil manejar algo más barato. Debido a que mis carros no han sido totalmente nuevos, he tenido que poner especial atención a los indicadores encendidos en el tablero. Ésas luces de señales son generalmente la primera señal de que algo está malo bajo el capó, y si lo ignoro durante mucho tiempo, puedo de repente encontrarme varado con el carro dañado a la orilla de la carretera.

Justo como en los tableros de los carros, he aprendido que los matrimonios tienen señales también. Hay algunos que son muy específicos y comunes, que señalan que un matrimonio puede estar en problemas.

Está lista recopila algunas de las entrevistas e interacciones que mi esposa y yo hemos tenido con parejas de todo el mundo y esto incluye algunos de los puntos específicos de los investigadores de matrimonios Shaunti Feldhahn, Dr. Greg Smalley y el libro “Los Siete Principios para Hacer que un Matrimonio Funcione” del doctor John Gottman.

La lista a continuación no es para crear paranoia o para traer demasiada preocupación a tu matrimonio; sencillamente ha sido pensada para ayudarte a identificar algunas comunes y tempranas señales para que tú puedas tomar acción y ayudar a tu matrimonio antes que sea demasiado tarde.

Si tu matrimonio actualmente se encuentra luchando o si te sientes solo en tu matrimonio con muy poco o ningún apoyo, esfuerzo o afecto de tu cónyuge, te recomiendo que busques ayuda.

10 señales que un matrimonio está en problemas (sin un orden en particular):

1.- Comunicación defensiva

“Su comunicación con el otro usualmente toma un tono negativo o defensivo, así que cada conversación se convierte en una discusión”.

El tono de tus palabras dicen mucho acerca del tono en general de tu matrimonio. Aún las parejas más sanas tienen desacuerdos, pero si tu matrimonio de manera consistente se desarrolla en un tono de negatividad, sarcasmo, acusación, crítica, vulgaridad o indiferencia, esto es una señal de alarma de que la relación está dañada.

2.- Mínimas muestras de amor

“No te sientes amado, respetado y te cuesta tener muestras de amor y de respeto hacia tu cónyuge”.

Los hombres y las mujeres necesitan sentirse amados y respetados. Cuando no nos estamos sintiendo amados, es difícil dar amor. Cuando no nos sentimos respetados, es difícil de respeto.

En un matrimonio sano, deberíamos de estar dispuesto a amar a nuestro cónyuge a pesar de que ellos no estén siendo amables. Debemos darle respeto aun cuando él o ella no estén actuando de manera respetable.

Nosotros necesitamos dar lo mejor aun cuando nuestro cónyuge estés siendo lo peor. Esto no es fácil, pero es una parte importante Y haz que un matrimonio funcione.

3.- Sensación de infelicidad en el matrimonio

“Sientes como que nunca has sido verdaderamente feliz junto al otro”.

Esto no quiere decir de que nunca hubiesen sido felices juntos, pero en lugar de esto, cuando un matrimonio se encuentra en un estado de fractura, aún las memorias más felices se ven distorsionadas Y la historia de su matrimonio termina tomando un tono negativo.

El doctor John deja claro:

“He encontrado que el 94% del tiempo que las parejas que dan un giro positivo a sus matrimonios y su historia tendrán un futuro feliz también. Cuando las memorias felices son distorsionadas, eso es una señal de que el matrimonio necesita ayuda”.

4.- Sientes que llevas todo el peso

“Te sientes como que estás haciendo todo el trabajo y como que tú conyugue no pone nada de su parte”.

El matrimonio es una sociedad, y cuando uno de los socios está haciendo la mayor parte del trabajo, esto provoca una ruptura en la relaciones

A veces el otro esposo piensa que hoy están contribuyendo, pero que su trabajo no está siendo valorado o reconocido. A veces hay una desafortunada realidad que hace que uno de los conyugues se distancie del matrimonio.

5.- Prioridades mal enfocadas

“Te sientes como que tu cónyuge siempre prioriza a otras personas y otros fines antes que a ti, o tú estás priorizando a otros antes que los de tu cónyuge”

El matrimonio significa, o debería significar, que de manera intencional y consistente le damos nuestra lealtad primordial a nuestro cónyuge. Eso se supone que es la forma en que debería suceder. Si tu lealtad no está para con tu cónyuge o su lealtad no está hacia ti, entonces el matrimonio tiene una ruptura.

Tú y tu cónyuge necesitan darle al otro lo mejor de sí mismo. Tú cónyuge no debería ser el que recibe las sobras y no deberías de conformarte con las sobras de tu cónyuge.

Si esto está sucediendo en tu matrimoniopor favor toma las medidas para redefinir las prioridades y colocar su matrimonio en el primer lugar nuevamente.

6.- Cuidado con amistades peligrosas

“Tú y tu cónyuge tienen amigos cercanos que alejan al uno del otro”.

Hemos encontrado que uno de los factores más importantes en la salud de largo plazo de un matrimonio es tener a los amigos correctos como sistema de soporte alrededor de ustedes.

Cuando uno o ambos cónyuges tiene amigos que tienen estilos de vidas distintos, que le gusta irse de fiesta, estar lejos de casa por largos periodos de tiempo o critican tu matrimonio constantemente, el matrimonio siempre sufrirá.

Si sus amigos no te aman, no aman a tu cónyuge y no aman a tu matrimonio, entonces probablemente necesitas buscar nuevos amigos.

7.- Heridas no sanadas

“Tú y tu cónyuge están constantemente recordando cosas dolorosas del pasado lo cual demuestra una falta de perdón”.

Ningún matrimonio puede sobrevivir sin perdón. Todos necesitamos recibirlo y dar perdón. Sin un verdadero perdón, los remordimientos y amarguras del pasado echaran raíz creando un tono toxico de negatividad y acusación en el matrimonio.

Debemos dejar que el perdón fluya  libremente en nuestro matrimonio, pero también debemos reconocer que el perdón y la confianza son dos cosas diferentes.

Cuando la confianza ha sido rota, debe pedirse perdón inmediatamente, pero la confianza toma tiempo en ser reconstruidas.

No debes de tener tu confianza restaurada completamente para poder perdonar, PERO si debes perdonar para poder hacer posible la confianza nuevamente.

8.- Sentir la falta de apoyo

“Sientes como que tu cónyuge no te cuida las espaldas”.

Una de las cosas que más nos puede aislar y desalentar sucede cuando una persona se siente sola en el matrimonio.

Cuando sientes que tu cónyuge está peleando contra en ti en lugar de pelear por ti, o cuando sientes como que tu esposa realmente no le importa, puede volverse desesperadamente solitario.

Si estás en esta situación por favor no pierdas la esperanza. Pon a tu cónyuge en oración y esfuérzate en ser tú un gran apoyo para el otro.

9.- Secretos bajo la manga

“Tú y tu cónyuge guardan secretos entre ustedes”.

En el matrimonio, los secretos con tan peligrosos como las mentiras. Cuando tú y tu cónyuge esconden mensajes de texto, compras, conversaciones, los sitios web que visitan o cualquier otra cosa, la base de confianza del matrimonio está comprometida.

Las parejas más sanas tienen una “garantía libre de secretos” siempre valoran la transparencia y confianza en su matrimonio antes que su privacidad personal.

Haz salir a la luz todos tus secretos. Tu matrimonio crecerá como resultado. Una verdad dolorosa siempre es mejor que una mentira escondida.

10.- Divorcio latente

“El divorcio se vuelve una “amenaza” regular o una fantasía regular”.

Cuando tu o tu esposa comienza a amenazarte con divorcio o a fantasear sobre una vida libre del otro, entonces el matrimonio está en crisis.

Aún hay esperanza a pesar de que parezca que realmente se ha perdido. Si te encuentras a ti mismo en esta posición, por favor no te des por vencido.

Puedes ingresar a nuestra web de apoyo y oración en donde tendrás recursos siempre disponibles a tu mano que te pueden ayudar

Compartir